¡Hola Superación Personal adiós Competencia!

Por Karla García Villalobos



A todos nos gusta competir en diferentes áreas, momentos, eventos a lo largo de nuestra vida. Desde chicos competimos ya sea con nuestra propia familia, compañeros, amigos y hasta con nuestros hermanos. Bueno con decirte y no me dejarás mentir que hoy en día competimos hasta para tener más seguidores, más likes en redes sociales.


Pero hoy te pregunto a ti ¿Con quien compites?¿Contra quién? ¿Por que compites? ¿Para qué compites?


La realidad es que competimos con una sola finalidad, y no me dejarán mentir, “el ser mejor que el otro o lograr más que los demás”, haciendo a un lado algo muy importante: el que nadie es peor o mejor, cada uno de nosotros es único y nos encontramos en el nivel que estamos dependiendo de nuestra experiencia, educación, madurez, estado de conciencia, etc.


Vivimos en un mundo en el que todos queremos ser mejores que los demás, en donde queremos tener y producir más que el de a lado, vivir con las comodidades, el lujo. En donde constantemente vivimos inundados de mensajes como: listas, clasificaciones, las personas más ricas del mundo, las más atractivas, el artista que más vende, el o la número uno en, mensajes que influyen y dejan huella en nosotros.


Nos movemos en términos extremos, polarizados e inflexibles (sin que existan los términos medios): ganar o perder, tener éxito o fracasar, ser bueno en algo o ser malo, destacar o ser mediocre, ser valiente o ser cobarde, ser fuerte o débil, llevándonos a realizar un juicio injusto sobre nosotros o nosotras. Siendo muy pocas las personas que verdaderamente escapan de la competencia y de la apariencia para verdaderamente vivir desde y entrar a su mundo interior para indagar el verdadero sentido de la vida, de donde vienen, cuál es su misión, su visión, su vocación, su razón de existir. Y que comprenden que no venimos a este mundo a hacer lo que todos hacen, a ser uno más del montón. Por que entienden que cada uno de nosotros, por múltiples circunstancia, tenemos diferentes potenciales u otras habilidades y que el valor que le damos al resultado no es el principal ni más importante a tomar en cuenta ya que se enfoca mucho en el todo o nada y lo que más importa verdaderamente son los valores del esfuerzo, la constancia, la dedicación, la capacidad para enfrentarse a las dificultades, y el empeño invertido para lograr un objetivo.



Competir bajo el enfoque de un mismo objetivo, la superioridad en algo, y en el resultado como valor, no es la forma de superarnos a nivel personal, al contrario, esto solo nos lleva a vivir constantemente en la frustración, la desesperación, insatisfacción, en la ilusión creada por el ego, afectando de manera importante en nuestra valoración personal y a nuestra autoestima.

En cambio si la competencia es con uno mismo, es decir, una competencia personal que se enfoca en ayudarnos a mejorar, nos incentiva y nos motiva internamente a reencontrarnos con nosotros mismos, con nuestros principios, con nuestros valores y nos motiva a trabajar en aquello que nos apasiona de corazón, que nos llena

espiritualmente y nos lleve a la aspiración de ser mejores de lo que hemos sido, pero no mejores que los demás, será lo que verdaderamente nos lleve a la superación personal, al crecimiento o desarrollo personal.


Porque todos tenemos mucho más potencial que el que hemos desarrollado hasta el momento y podemos ser mejores personas día con día.



La competitividad forma parte de nuestra cotidianidad. En nuestro lenguaje cotidiano nos expresamos con términos como: “He ido al mejor restaurante de la ciudad”, “mis hijos van al mejor colegio”… y tras esas expresiones solemos ocultar la creencia de que si accedo a lo mejor, soy mejor.


Tenemos muy interiorizadas estas creencias, nos salen de manera automática y no somos conscientes de la repercusión que tienen en nosotros y en los demás. Ojo: esto no quiere decir que estas muestras de afecto sean malas, pero podríamos modularlas para no potenciar una personalidad competitiva. sustituirlas por expresiones como “eres una hija estupenda, eres generosa, eres inteligente”… De este modo entendemos que tenemos valor por nosotros mismos, por ser quienes somos, sin necesidad de compararnos con los demás. Todos tenemos un lugar especial en este mundo por una razón. Estamos destinados a brillar.


¿Pero como logro el dejar de competir con los demás y alcanzar mi superación personal?aquí te dejo algunos consejos que nos comparte Juan Cañadas para alcanzar nuestra superación personal:


1. Identifica si estás compitiendo contra los demás o si realmente estas compitiendo contra ti, contra tus miedos, dudas e inseguridades..


2. Acepta que, en determinada habilidad o disciplina, siempre habrá alguien que lo hará mejor.


3. Acepta tus propias limitaciones, sin que esto signifique que tienes menos valor. no puedes ser bueno o buena en todo, no pasa nada.


4. Fíjate objetivos concretos, realistas y que dependan de ti.


5. Ajusta tus expectativas: cada persona tiene su ritmo, hay cosas que nos cuestan más.


6. No seas tú quien te limite. Antes de pensar que no eres capaz de algo, ponte a prueba, y no hagas tuyas las limitaciones ni los miedos de los demás.


7. Permítete fallar: cometer errores es inevitable, recuerda que los errores no dicen nada malo de ti y además son imprescindible para mejorar.


8. Ajusta tu nivel de exigencia a las circunstancias, adapta tus objetivos e intenta ser realista y flexible.


9. No te compares con los demás: que otra persona sea buena o mejor que tú en algo no te convierte automáticamente en malo o mala a ti, ni te quita valor.


10. Refuérzate, valora el esfuerzo que estás poniendo en lograr tus objetivos.


11. Felicítate cada vez que hagas un avance (por pequeño que sea)


12. Relativiza la importancia de los resultados. Ni perder o fallar es tan terrible, ni ganar lo cambia todo.


13. Intenta valorarte por ser quién eres. tu no quieres y valoras a las personas por el si son mejores que los demás, los quieres simplemente por cómo y quiénes son. Así que haz lo mismo por ti.


14. Recuerda que tú no eres tus resultados.


Comienza a potenciar tu crecimiento y desarrollo personal descubriendo cual es la actividad que más te gusta hacer para mantener tu cuerpo activo, nutriendo tu cuerpo de la mejor forma llevando un plan de alimentación adecuado para ti de acuerdo a tus necesidades y objetivos, y aprendiendo a vestir con lo que más te favorece, te gusta y con lo que te sientes cómodo, conociendo tu estilo, tipo de cuerpo, tipo de rostro, los colores en las prendas, los accesorios y el maquillaje que mejor te van, para proyectar la persona que realmente eres, resaltando tu cuerpo y haciéndolo lucir, siendo una persona segura de si misma .¡Empieza con el paquete completo "Conquistándome" de Conquistarte! ¿Qué esperas para conquistarte y brillar aún más?



¿Qué harás a partir de hoy para trabajar en ti profundamente, para seguir potencializando tu crecimiento, desarrollo, superación personal? ¡Cuéntanos en los comentarios, nos encantará leerte!


Fuentes

https://mayneza.com/que-es-superacion-personal-definicion-caracteristicas-beneficios/

https://revistaemprende.cl/por-que-competimos/

https://www.areahumana.es/personalidad-competitiva/

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo