¿Por qué no hacer detox y retos?

Por Daniela Roldán



Seguramente has escuchado las famosas frases de: « en 21 días se forma un hábito »,

« solo basta ese tiempo para poder hacer cambios significativos en tu forma de alimentarte y niveles de actividad física », « después de esas tres semanas todos tus objetivos se concretarán »… Lamento decirte que lo anterior no es cierto… La realidad es que los retos de 21 días no funcionan por diferentes razones las cuáles te quiero compartir a continuación:


1. Un hábito no se forma en 21 días… Así como lo lees: este mito surge de una investigación realizada en 1960 por Maxwell Maltz, un famoso cirujano plástico de la universidad de Columbia, quién estableció la teoría de la imagen mental. La propuesta anterior se analizó en pacientes que sufrían amputaciones o se sometían a cirugías plásticas. Estos estudios demostraron que los pacientes se habitúan, o en otras palabras, se acostumbran a vivir con su modificación estética o sin sentir la presencia del “miembro fantasma” (término utilizado para referirse a la sensación que refieren los pacientes al creer que aun cuentan con la parte faltante de cuerpo) en un periodo de 21 días. Es decir, estos 21 días no bastaban para cambiar una conducta, sino que era el tiempo en que las personas se acostumbran a la nueva sensación física.


2. Estos retos no proponen un estilo de vida, sino una meta a corto plazo. Ten presente

que aquello que te proponga una solución rápida y sin esfuerzos, definitivamente está poniendo en riesgo tu salud, ya que cambios tan drásticos no pueden ser sostenibles para una vida de autocuidado.



3. Por otra parte, en la gran mayoría de los casos, los retos no consideran tu individualidad completamente, pues te proponen modelos de alimentación no personalizados, o rutinas de ejercicio sin una valoración previa. Además de que muchas veces están determinadas por ideas limitantes de la cultura de la dieta: “Pierde 30 kilos en 21 días”, “pierde grasa abdominal tomando tés en tres semanas”, “abdomen plano, cintura y pompas con esta rutina de 21 días”... Y cómo estas, muchos más. No promueven salud, sino más bien un círculo vicioso de compra de retos de donde cuesta mucho trabajo salir…


4. Y por último, muchas veces suelen ir en contra de la misma naturaleza del cuerpo.

Un ejemplo son los retos detox Estos retos que venden la promesa de desintoxicarte en 21 días consumiendo tés, jugos, pastillas y otras cosas Nuestro propio cuerpo cuenta con un órgano que se encarga de eliminar las toxinas del cuerpo, mejor conocido como el hígado. Hábitos saludables en general, como son moderar el consumo de alcohol, aumentar la variedad de fuentes de proteína, la práctica regular de ejercicio, el consumo de frutas y verduras, entre otros; pueden ayudar al hígado a tener una función más eficiente; cosas que esos retos no te proponen…


Estas son las que te comparto para que tengamos cuidado y recordemos que el marketing de la cultura de la dieta puede ser engañoso. Raquel Lobatón, nutrióloga fundadora de la marca Nutrición Incluyente, dice que la cultura de la dieta lucra de nuestras inseguridades; así que la próxima vez que consideres comprar un reto, analiza todo lo anterior. Tu salud, no vale 21 días vale mucho, mucho más.



Sígueme en redes sociales para más tips de nutrición:

Instagram & Tiktok: @less.guilt_more.love


¡Empieza ya a crear hábitos! con el equipo profesional de Conquistarte, aprende a comer de todo pero siguiendo los pasos apropiados y adecuados para ti, basados en tus objetivos, gustos y capacidades. Ten un tiempo libre para ti, mejora tu salud y bienestar integral, siéntete segura y cómoda con quién eres y en tu propio cuerpo. Aprende a crear nuevos hábitos que vivan en ti para siempre. Alimenta y nutre tu cuerpo y conquista tu alma. ¡Haz click aquí y conoce nuestros paquetes! .



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo